Torta de anchoas y queso




Después de la torta de embutido y los volcanes del infierno, nuestro cuerpo nos lo pedía, ha llegado la hora de hacer una torta con algo de pescado. Que nadie se asuste y piense que vamos a pones una pescadilla encima de una torta; todo se andará, pero hoy no es el día. Lo que vamos a usar van a ser nuestros excepcionales boquerones en formato anchoa y la misma masa que hemos preparado con los volcanes del infierno y la torta de embutido.

En enemigos del gluten nos gustan estos platos que los puedes preparar y, si no te lo comes o quieres hacer cantidad para optimizar tu tiempo en la cocina, puedes congelarlo y, a la hora de sacarlo, un golpe en el horno y queda un plato como recién hecho.

Puede que no sea un plato sacado de Master Chef, pero si os fijáis en Masterchef no hacen mucho caso a los platos sin gluten y en nuestra web todos nuestros platos están libres de gluten así que se nos puede perdonar si nuestros platos no son de estrella Michelin.

Perfecto para meriendas, cumpleaños o porque te da la gana darte un homenaje con un pan de anchoas con crujiente de queso aromatizado con orégano; simple, pero brutal.

Ingredientes para la masa:

  • 400g harina sin gluten Schair Mix B.
  • 100g de harina de arroz.
  • 450 ml de agua.
  • Un sobre de levadura hidrolizada.
  • Una cucharadita de panela.
  • Sal.
  • Aceite de oliva virgen extra.

Ingredientes para el relleno:

  • Anchoas del cantábrico.
  • Queso mozarela rallado.
  • Orégano.

En una jarra con el agua templada mezclamos la panela y, en medio vaso que sacamos de la jarra, mezclamos el sobre de levadura, agitamos y reservamos.

En un bol mezclamos las harinas con una cucharadita de sal.

Mezclamos el vaso dónde nuestra levadura ya casi se sale del recipiente con el agua de la jarra y dos cucharadas de aceite. La mezclamos poco a poco con la harina amasando con cuidado. Una vez está todo bien ligado, sin grumos, se tapa y se deja en un lugar templado entre una hora y hora y media.

Hasta que la masa doble o triplique su tamaño y lo tendremos listo para extender.

No hemos querido visualizar en el vídeo el paso de la masa por tenerla en otros vídeos y así conseguimos hacerlos mucho más ligeros y fáciles de ver.

Después solo tenemos que esparcir en una hoja de horno un cuarto de masa y mezclarlo con un buen puñado de mozarela rallada, contra más tenga mucho más bueno. Lo mezclas con ayuda de un tenedor o con la mano y cuando lo tengas bien fundido con la masa. La masa extendida tiene que tener entre un centímetro o menos.

Le esparcimos anchoas del cantábrico por toda su superficie y espolvoreamos con orégano. Ayúdale con los dedos a hundir las anchoas en la masa.

Hacemos lo mismo hasta acabar la masa, suelen salir unos 4 grandes.

Lo metemos unos 25 minutos a 200 grados o hasta que el queso comience a tostar y lo sacamos a una rejilla de aireación.

En unos minutos que se enfríe ya lo tenemos para disfrutar de cada bocado y veras que bien les quedan a las anchoas el crujiente de queso.

dav

Espero vuestros comentarios, que busquéis alimentos glutenfree y que nuestra lucha os haga más libres.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies