Pasta con salsa mojo verde, piñones y arándanos.




Hoy vamos a estrenar la salsa de mojo verde, de nuestra anterior receta, en un plato fresco veraniego y saludable. Receta que chocará con el muro de hormigón de nuestros prejuicios de los platos saludables, ya que el sabor que le damos con la peculiar salsa la eleva a platos de categoría superior y solo nos faltaba añadirle el crujiente de arándanos y piñones para darle un salto hasta colocarse en lo más alto de la elegancia culinaria.

No hay que decir que es un plato casi vegano, no entiendo demasiado del tema ni pretendemos dar lecciones, pero si le quitas el parmesano rallado creo, indicarme si me equivoco, que eliminamos toda la parte animal de los ingredientes.

El arándano, alimento antioxidante por excelencia, todos los frutos rojos lo son, es un producto que en casi todas las grandes superficies lo puedes encontrar de manera deshidratada y esta forma es la que vamos a necesitar para nuestra receta.

El mojo verde de albahaca y jengibre es una receta que elaboramos en la entrada anterior, es una salsa llena de propiedades. La que destaca sobre todas ellas es la frescura y aroma que le va a dar a nuestro plato.

Ingredientes por persona:

En primer lugar, hervimos la pasta el tiempo que nos indique la bolsa, veréis que indica dos tiempos, uno para pasta aldente y otro para pasta suave. Como consejo, os recomiendo el tiempo de la pasta aldente, ya que esta forma de cocinarla engorda menos, según todos los expertos, al ser digerida más lentamente que la suave.

Cortamos los arándanos en trozos pequeños y los sofreímos junto con los piñones y tres cucharadas de aceite de oliva virgen extra hasta que los piñones comiencen a tomar un color tostado. Resérvalos.

Haz nuestro mojo verde con albahaca y jengibre, escoge las hojas de albahaca más gruesas y duras y el jengibre fresco para darle toda la potencia de frescura que nuestro plato necesita.

Ya solo nos queda montar nuestro plato y, como no hemos parado de repetir frescura en toda la entrada, sería una contradicción sacar el plato caliente, pero en esta vida hay que respetar los gustos y manías y podéis hacerlo como queráis. A nosotros nos gusta, después de enjuagar la pasta poner una ración en un plato, unas cucharadas generosas de mojo verde.

Los piñones y arándanos crujientes por encima y el queso rallado de parmesano para rematar la explosión de sabores.

Y ya solo nos queda que nos comentes, si pruebas este plato, que sensaciones has sentido al probarlo. Si son iguales que las nuestras agárrate a la montaña rusa de sabores que van a explotar en tu boca.

Espero vuestros comentarios, que busquéis alimentos glutenfree y que nuestra lucha os haga más libres.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies