Pizza de setas de cardo, jamón y crema roquefort




En enemigos del gluten nos gusta el otoño. Los nogales, convirtiendo el color verde de los campos en pequeños destellos amarillo brillante danzando en sintonía con la brisa fresca y húmeda de esta peculiar estación del año.

Y nos gusta esta, para algunos triste, estación del año por sus especiales alimentos de temporada que nos podemos encontrar paseando por nuestros montes; la siempre aromática trufa negra, los rebollones o níscalos, la amanita caesarea o amanita oronja, el boletus edulis, la seta de cardo o Pleurotus eryngii….

Hoy le toca a una receta con seta de cardo y que mejor manera de fusionar este suave y delicado manjar que con una pizza. ¿Y que es lo que no está bueno en una pizza? Te puedes preguntar. Te podríamos enseñar alguna que otra aberración en forma de pizza que hemos preparado, pero esta no es una de ellas.

Si te acercas por los prados del mediterráneo interior en otoño, donde salen estos manjares si la lluvia ha respetado al sol, que llama con sus iluminados dedos a la tierra para que saque la cabeza a esta pequeña especie de hongo basidiomiceto muy apreciado por su sabor y cremosa textura, podras realizar este espectacular plato o sienpre tienes la opción de buscarlas en tu centro comercial, menos divertido.

Ingredientes para dos personas:

  • Masa de pizza sin gluten.
  • Seis setas de cardo medianas.
  • Tres cucharadas de tomate frito.
  • Una cucharada de kétchup.
  • Hojas de albahaca fresca.
  • Mozarela fresca 80g.
  • Mozarela rallada 50 g.
  • 100 g de nata.
  • Una cucharada de queso roquefort.
  • Una cucharada de rulo de cabra.
  • Tres lonchas de jamón serrano.
  • Orégano.
  • Aceite de oliva virgen extra.

Primero tendremos que preparar nuestra masa sin gluten que ya os la hemos presentado en anteriores entradas.

Después de extenderla, mezclaremos el tomate frito con el kétchup y la albahaca fresca picada y la extendemos con la ayuda de una cuchara por toda la masa.

Esparcimos el queso mozarela rallado y la bola de mozarela fresca deshecha con ayuda de nuestras manos, que para algo nos las han dado.

Picamos la cebolla en trozos pequeños y la repartimos por la masa.

Hacemos lo mismo con el jamón, cortarlo n trozos y repartirlo por toda la masa.

Freímos las setas de cardo cortadas con una cucharada de aceite de oliva, las rehogamos bien y las esparcimos por la pizza.

En un cazo, mete la nata con un poco de queso roquefort y de queso de cabra para hacer una suave crema que repartiremos con una cuchara por encima.

Ya solo queda esparcir por encima un poco de orégano.

La metemos al horno a 200 grados unos 20 minutos o hasta que el queso comience a dorarse y, en cuanto repose en una rejilla de aireación,

ya podemos disfrutar de una comida que no es de régimen, pero explota en tu boca una mezcla de sabores rurales tan bien fusionados que la tristeza de dejar atrás el verano se cambiara por la alegría de poder preparar este plato.

Espero vuestros comentarios, que busquéis alimentos glutenfree y que nuestra lucha os haga más libres.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies