Patatas fritas de boniato

Hoy, en una época en el que el tapeo en las terrazas nos lo han prohibido por esta pandemia que está azotando al mundo entero, queremos presentar una tapa que va a hacer que te olvides de este impedimento, ya que vas a poder disfrutar en tu casa unas patatas de boniato que te van a quitar el sentido, simplemente ellas solas o, si te apetece, con alguna salsa como la de mojo verde, la de salsa picante de piña o la de mostaza.

El boniato o batata es una raíz llena de propiedades como la de gran cantidad de vitamina A y magnesio, tiene el doble de fibra que la patata y más bajo índice glucémico que esta. Es bajo en calorías, apenas 1 kcal por gramo y gracias a su composición cuando lo haces a baja temperatura se carameliza dando un estupendo postre dulce con solo meterlo al horno un par de horas.

Pero como estamos hoy de tapas vamos a hacerlo tipo patatas fritas, pero con esta estupenda raíz en vez de con patata lo que le va a dar un sabor dulce estupendo y con menos calorías. La opción de horno es mucho más saludable, pero no llega a la suela de los zapatos al sabor del frito, lo siento, aunque hay que admitir que mucho más saludable y como hay ocasiones que queremos una tapa sabrosa sin pararnos a pensar tanto en las calorías vamos a presentar la manera de hacer patatas crujientes dulces sin gluten o glutenfree.

Ingredientes:

  • Boniato o batata
  • Harina de mandioca
  • Aceite de girasol
  • Orégano fresco

Primero vamos a pelar el boniato y lo vamos a cortar como las patatas tipo paja, no tienen que ser muy grandes o no se va a cocinar bien la parte de dentro.

Las vamos a darle un rebozado de harina de mandioca, una fina capa, nos podemos ayudar de un colador para quitar en exceso de harina.

Las freímos en aceite precalentado a unos 170 grados.

Una vez comiencen a dorar las sacas a un recipiente con un par de hojas de papel de cocina para absorber el exceso de grasa.

Una vez las presentes en la mesa sin el papel secante le espolvoreas con orégano y si quieres con alguna salsa especial, pero con lo dulces y crujientes que están te puedo asegurar que no la hacen falta.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.