Bocadillo de jamón, cebolla caramelizada y queso de cabra

Indiscutiblemente una de las joyas más relucientes de nuestra gastronomía, quien lo prueba, se queda prendado de su sabor y, cuantas más jotas, más te costará olvidarlo. Sí, estoy hablando de nuestro jamón serrano, la estrella en los regalos de empresa en nuestras navidades.

Te vamos a enseñar una deliciosa receta, por si no sabes qué hacer con ese jamón al que día a día le recortas pequeñas lonchas de manera repetitiva e inconsciente cada vez que pasas por su lado. La típica tapa de jamón cortado a lonchas con un buen queso curado y una copa de vino, nunca pasa de moda y siempre es una buena elección para reconciliarte con el mundo, pero en esta web nos gusta darles una pequeña vuelta a esos ingredientes y hacerlo de manera personal y un poco más sabrosa, si eso es posible. De este reto sale este bocadillo de jamón con cebolla caramelizada y queso de cabra que hará que te estallen los sentidos al comerlo.

Déjate llevar, que te embargue la suavidad de la cebolla caramelizada al aroma de romero y tomillo, en nuestro sabroso pan sin gluten, con un poco del siempre popular tomate restregado, unas aceitunas negras y queso de cabra. No puede entrar más majestuosidad y elegancia en un bocadillo con un claro sello ibérico en sus ingredientes. Si no lo crees, pruébalo, y comenta tus impresiones.

Ingredientes para dos buenos bocadillos:

  • 150 g de jamón serrano.
  • 250 g de cebolla.
  • 80 g de rulo de queso de cabra.
  • 30 g de aceitunas negras sin hueso.
  • Un tomate rallado.
  • Dos ramas de romero y de tomillo.
  • Pan sin gluten.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Cuatro cucharaditas de panela.
  • Sal.

Mete al horno el rulo de queso de cabra a 200 grados durante media hora.

En aceite de oliva con una pizca de sal, sofríe las ramas de romero y tomillo para que absorba todo el sabor el aceite. Saca las ramas de romero y tomillo e introduce la cebolla cortada en juliana. Dórala a fuego medio, sin prisa, deja que se cocine poco a poco, a fuego lento, y cuando comience a trasparentar, mezcla cuatro cucharadas de panela y continúa dando vueltas hasta que veas que se caramelizado completamente. En este punto, incorpora el jamón cortado en pequeños tacos, apaga el fuego y mezcla bien aprovechando el poco calor residual.

¡Ya tenemos la mezcla preparada!

En un pan sin gluten tostado, reparte tomate rallado en toda su base, una buena capa de cebolla caramelizada al aroma de romero con jamón, unas aceitunas negras bien picadas por encima y una capa de queso de cabra al horno para rematar el toque de sabores mediterráneos y camperos más impresionante que tus dientes hayan destrozado en un bocadillo de una manera tan sabrosa.

Espero vuestros comentarios, que busquéis alimentos gluten free y que nuestra lucha os haga más libres.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies