Pizza barbacoa ibérica (sin gluten)

Una pizza para los amantes de los sabores rancheros. La pizza más potente y contundente de todas las que se pueden encontrar y, cada día, con más adeptos alrededor del mundo.

Hoy le vamos a rendir nuestro particular homenaje en enemigos del gluten con esta deliciosa versión. Con esta receta le encontraras un nuevo sentido a las pizzas si eres de los que le gustan llenarlas de cosas ricas.

Y tendríamos que cambiarnos el nombre si no fuese una pizza sin gluten y no le marcáramos con el especial universo de sabores de nuestra bella tierra.

Antes de criticarla pruébala y después, si te apetece, coméntala.

Ingredientes para el relleno de dos pizzas:

  • 400 g de carne picada.
  • 40 g de jamón serrano picado.
  • 200 g de cebolla.
  • 120 ml de vino blanco.
  • Seis cucharadas de kétchup.
  • Dos cucharadas de tomate frito casero (hacendado).
  • Una cucharada de vinagre de reducción de Pedro Jiménez.
  • Mozarela fresca hacendado.
  • Tres dientes de ajo.
  • Una pizca de sal.
  • Albahaca.

 

Mezcla bien el vino blanco con la carne en un bol. De carne usa la que más te guste, cerdo, ternera o un mix de las dos, mi preferida. Reserva.

Sofreímos la cebolla con los tres dientes de ajo, a fuego suave, tiene que trasparentar para añadir la panela, si no tienes usa azúcar moreno, dale vueltas hasta que la cebolla caramelice.

Añade el pimentón ahumado, tres cucharaditas rasas, dale vueltas. Saca los ajos y añade la carne y comienza a cocinarla con la cebolla. Cuando pierda el color a crudo, añade una cucharada de vinagre de reducción de Pedro Jimenez (nuestro primer toque ibérico).

Con dos cucharadas de tomate frito casero y seis de chetchup. Damos vueltas. Apartamos del fuego y mezclamos el jamón picado muy fino (segundo toque ibérico). Mezclamos bien y ya tenemos el sofrito de barbacoa para añadir a nuestra pizza.

En una base de pizza sin gluten extendemos tomate frito casero con trozos de albahaca finamente picada en una fina capa. Sobre esta capa extendemos la carne picada. Los trozos de queso mozarela fresca, aceitunas negras a rodajas (tercer toque ibérico) y extendemos orégano para rematar la pizza y meterla al horno 190 grados 20 minutos.

Espero vuestros comentarios, que busquéis alimentos glutenfree y que nuestra lucha os haga más libres.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies