Torta de embutido sin gluten

La torta de embutido se podría denominar perfectamente la focaccia de los pueblos de montaña y es de esos maravillosos lugares donde se gestó este maravilloso manjar, allí donde el cerdo es tratado con el respeto que se merece; es a estos pueblos donde tienes que ir a comprar el embutido para este plato. La razón es simple, es en estos pueblos donde en frio seco de sus noches macera su carne y cura de una manera que no es capaz en otro lugar, donde la carne que lleva es carne y no la mezcla procesada que encontramos en muchos de nuestros supermercados. La torta de embutido es una forma especial de comer embutido en pan y aquí lo haremos sin gluten, como viene siendo nuestro estilo.

Cantidad para unos ocho hambrientos amantes de este pan especial:

  • 400 g de harina sin gluten Schair mix B.
  • 50 g de trigo sarraceno.
  • 50 g de harina de arroz.
  • 450 ml de agua.
  • Un sobre de levadura hidrolizada sin gluten.
  • Una cucharadita de panela o azúcar moreno.
  • Romero.
  • Tomillo.
  • Chorizo, longaniza, bacón en taco unos 500 g lo suficiente para cubrir toda la torta.
  • Una cucharadita de sal.
  • Aceite oliva virgen extra.

En una jarra con el agua templada mezclamos la panela y, en 100 ml de agua que sacamos de la jarra a un vaso, mezclamos el sobre de levadura, agitamos y reservamos.

En un bol mezclamos las harinas con una cucharadita de sal.

Mezclamos el vaso dónde nuestra levadura está fermentando, que se tiene que estar saliendo del recipiente si han pasado diez minutos de reposo, con el agua de la jarra y dos cucharadas de aceite. Se mezcla poco a poco el contenido de la jarra con la harina amasando con cuidado. Una vez está todo bien ligado se tapa y se deja en un lugar templado entre 60 y 90 minutos. Cuando nuestra masa a doblado o triplicado su tamaño y lo tendremos listo para extender.

En un papel de horno, incorporamos la mitad de la masa o un tercio y extendemos con un rodillo previamente aceitado para que la masa no se adhiera al él. Nos tienen que salir unas dos o tres baguetes anchas, aplastadas y del largo de nuestra bandeja de horno; según lo grandes que las quieras. Dejamos de extender cuando tenga un centímetro de espesor nuestra masa; prueba con diferentes grosores hasta que des con tu medida ideal. La dejamos reposar en un lugar templado durante media hora más para que acabe de fermentar.Una vez pasado el tiempo la rellenamos con nuestro embutido cortado en rebanadas de centímetro y medio y el Bacon. Lo hundimos en nuestra masa, no dejes casi huecos. En un mortero machacamos Romero y tomillo con aceite de oliva virgen extra y lo extendemos con un pincel por toda nuestra la masa. Espolvoreamos un poco de sal por encima y horneamos a 200 grados durante media hora.

Una vez fuera del horno el olor a embutido te atrapará tus sentidos y te será complicado en no caer en el pecado de la gula.

Espero vuestros comentarios, que busquéis alimentos glutenfree y que nuestra lucha os haga más libres.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies