Barritas energéticas caseras (sin gluten)

¿Estáis hasta el gorro de encontrar barritas energéticas llenas de gluten y las que no tienen gluten o son sosas o el sabor es tan repetitivo que ya ni las quieres probar?

Como dijo algún filosofo en su día, si algo que no te gusta tiene remedio, no te quejes, remédialo. Hoy te enseñaremos como.

No se vosotros, pero cada vez que veo cosas trituradas en algo procesado que me tengo que comer, no puedo evitar que por mi cabeza pasen diferentes imágenes de alimentos que no sirven para la venta por su aspecto y que todos sabemos que los usan en este tipo de procesados. Seguro que es producto de la exageración de una mente con un ligero trastorno obsesivo compulsivo como la mía y la realidad es mucho distinta, pero me quedo mucho más tranquilo si elijo los alimentos adecuados para mis barritas, con los sabores que me gustan y los frutos secos más nutritivos que se pueden encontrar en el mercado. Sin trampa ni cartón.

Y así es como salen estas sabrosas y nutritivas barritas energéticas caseras. Fáciles de confeccionar, sanas, ya que los ingredientes los vas a buscar en tus tiendas de confianza y con un aporte superior de energía para esos días que tienes un desgaste extra, que te hará salir disparado o disparada como un cohete.

Ingredientes para unas 16 barritas:

  • 200 g de dátiles sin hueso.
  • 150 g de almendra cruda sin piel.
  • 75 g de orejones deshidratados.
  • 50 g de arándanos deshidratados.
  • 50 g de ciruelas deshidratadas.
  • 50 g de avellana.
  • 50 g de chocolate negro de fundir.
  • 50g de chocolate blanco de fundir.

En una picadora ve metiendo los ingredientes por tandas. Déjalo todo bien picado y lo vas dejando todo en un bol ancho. Cuando todo esté picado en el bol, lo mezclas bien con las manos hasta que sea una masa lo más homogénea posible.

Pasa la masa a una hoja de horno, pones otra hoja de horno por encima y con un rodillo ve dándole forma cuadrada, de un centímetro de grosor aproximadamente. Con un cuchillo corta la masa en tiras de una porción. Aproximadamente salen 16 barritas en la proporción que yo doy en esta receta.

Derrite al baño maría el chocolate, en esta entrada hemos derretido en dos cuencos independientes chocolate negro y blanco, pero se puede hacer solo de un chocolate en un solo cuenco. Reparte el chocolate derretido en una hoja de papel de horno y coloca las barritas en encima del chocolate, deja caer la barrita, no la aprietes o no tendrá casi capa de chocolate cuando enfrié.

Mete unas dos horas las barritas en la nevera y cuando las saques el chocolate ya estará duro, lo que le da consistencia y sabor a la barrita, y preparado para llevárselo a la boca. Mantén las que no te comas en la nevera cerrado herméticamente y te aguantarán frescas bastante tiempo.

Lo siento, ya no puedes poner de excusa algo tan común como, no tengo energía para hacer deporte.

Espero vuestros comentarios, que busquéis alimentos glutenfree y que nuestra lucha os haga más libres.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies