Paella de pulpo y alcachofa

Hoy os voy a presentar un plato con el que no podréis evitar humedecer vuestra ropa interior al comerlo, un éxtasis para los sentidos, un placer culinario hecho paella.

Puede que al ser de la costa mediterránea tenga especial predilección por estos platos, pero es algo que no puedo evitar y cuando veo uno de estas maravillas no puedo parar hasta hacerla mía. Y no es precisamente la paella de Jaime Oliver con chorizo, que puede que por su tierra lleguen a apreciarla, pero en el Mediterráneo es un lugar donde vamos un paso por delante en ese magnífico cereal. Y no, no todo pega con el arroz.

Ahora quiero que, el que quiera, realice conmigo un viaje a la costa de Altea. Cerrar los ojos e imaginar que estáis a escasos diez metros de la rompiente de las olas, con una botella de vino blanco bien fresquito, la paella de pulpo recién hecha y acompañado de tu pareja. Hay pocos placeres en esta vida que tengan comparación con ese momento y el poder repetirlo en casa, a leña y disfrutando de un buen día de primavera, ya es el lujo culinario hecho para todos los públicos.

Para el que piense que conseguir un pulpo para la paella es demasiado caro, nada más lejos de la realidad. El que yo compré me costó 14 € y solo usé la mitad. 7 € de un ingrediente principal para diez personas no es caro y si tremendamente exquisito.

Ingredientes para 10 personas:

nfd
  • Un kilo de arroz redondo de la Albufera)
  • Un kilo de pulpo crudo
  • Un kilo de sepia
  • Tres alcachofas
  • Ajos tiernos, un manojo.
  • Sofrito base
  • Fumet de pescado
  • Azafrán
  • Aceite
  • Sal

En una sartén sofreímos los dos dientes de ajo, el tomate y el pimiento choricero al que, previamente se ha tenido en agua para extraerle la pulpa. Una vez el sofrito, se tritura todo y lo reservamos para la paella o sacamos el sofrito base que tendremos guardado.

Con un buen chorro de aceite y un puñado de sal, sofreímos la sepia y el pulpo hervido. Una vez están sofritos incorporamos los ajos tiernos y la alcachofa cortados al gusto, a mí me gustan como en la foto. Una vez comience a dorar vaciamos el contenido del sofrito base que teníamos reservado en la paella y mezclamos hasta que todo comience a tostar. ¡cuidado no lo queméis! Este punto es muy delicado.

Incorporamos caldo del pulpo y fumet de pescado, en próximos post pondré como se hace un buen pulpo a la gallega. Si es grandecito en unos veinte minutos o veinticinco, cuando el tenedor ya le entra con suavidad, está hecho. Cuidado no os paséis que en la paella también hierve, si está un poco pasado lo sacáis en el sofrito y lo incorporáis antes de echar el arroz.

dav

También le pondremos fumet de pescado, casero a ser posible, ya conocéis mi opinión sobre las grandes factorías alimentarias y un vaso con agua hirviendo donde hemos colocado unas hebras de azafrán y un poco de colorante al que quiera un poco más de color.

A los veinte minutos incorporamos el arroz. La cocción debe estar entre 16 min y 17 min. En ese tiempo se tiene que quedar completamente seco. Si se queda más en los 16 se tapa 5 min después de haber secado, así continúa cociendo. Si se pasa no se os ocurra taparlo o lo pasareis más.

dav

Espero vuestros comentarios, que busquéis alimentos gluten free y que nuestra lucha os haga más libres.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies