Hamburguesa de pavo




La hamburguesa, carne finamente picada en un medallón. A la plancha o mucho mejor si es a la brasa. Reina de las casas de comida rápida, de los días que te quieres dar un homenaje sin complicarte la vida, en los puestos de los partidos de futbol, en cualquier concierto o discoteca como socorrido suplemento alimentario de sus agotados participantes que necesitan recobrar fuerzas.

No suele gozar de demasiada fama por su alto poder calórico y, no nos engañemos, su carne picada la han aprovechado muchas cadenas de alimentos para meter, como carne, partes del animal de dudoso valor alimentario. Basta ver el color de muchas hamburguesas de grandes establecimientos; no me creo que eso pueda ser carne comestible, pero su sabor siempre tapado por los correctores de sabor, mucha salsa especiada y unos precios ridículos, la hacen reina de la comida rápida.

En esta web intentamos alejarnos de esta forma de comer y te vamos a presentar una hamburguesa de pavo, picada y preparada por tus manos, en un momento, con ingredientes de calidad que hará que cada bocado de este maravilloso plato sea de placer, sin remordimientos, sabiendo lo que tienes entre manos.

Ingredientes para 4 personas:

  • Dos solomillos de pavo.
  • Mozarela fresca.
  • Tomate seco.
  • Cebolla tierna.
  • Albahaca fresca.
  • Sal.

Y para los amantes de los sabores fuertes:

  • Comino en polvo.
  • Pimentón ahumado.
  • Pimiento habanero.

La ejecución es de lo más sencilla.

Pica la cebolla y el tomate seco en dados pequeño en una tabla.

En una picadora de carne, tritura el pavo, muy picado. Retira unas tiras blancas que no se pican, las puedes retirar antes, pero yo prefiero picarlo y luego buscarlas.

Una vez picado el pavo, añade la mozarela y lo picas todo junto otra vez con una pizca de sal. Hasta que quede homogéneo.

Lo sacas todo a un bol, lo mezclas con la cebolla, albahaca picada y el tomate seco. Déjalo unas dos horas en la nevera.

Ya tienes las hamburguesas listas para hacer, haz unas bolas con la mano y a una plancha, deliciosas así, pero hay una forma de darle un poco más de sabor.

Pica un habanero muy fino, lo mezclas con la carne junto con una pizca de comino molido y pimentón ahumado. Si antes te parecía que la hamburguesa era sublime, ahora la hemos elevado al cielo de los sentidos. Si no lo crees solo tienes que probarlo.

Solo queda meterla en uno de nuestro pan sin gluten de chia y quinoa o en el pan sin gluten de harina de castaña y yogur para tener una hamburguesa de las de toda la vida.

Si no eres amante del pan, puedes presentarla con unas virutas de queso curado por encima y unos tomates cherry, pepinillo y aceitunas con una picada de ajo, albahaca y aceite de oliva virgen extra, como puedes ver en la presentación.

Espero vuestros comentarios, que busquéis alimentos glutenfree y que nuestra lucha os haga más libres.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies