Salmón y bacalao marinados

Una de las recetas más sencillas de preparar puede ser esta, la de marinados, salido directamente de una de las técnicas ancestrales de conservación de alimentos. La utilización de sal para conservar los alimentos mucho más tiempo sin estropearse puede tener miles de años, sin exagerar, y esta receta es una clara confirmación de eso.




En nuestra web puedes encontrar varias recetas, como la tosta de hummus y salmón, y otras que vamos a ir incorporando tanto con salmón como con bacalao marinado y por qué no hablar como en las mesas más selectas el salmón ahumado es una muestra de elegancia para los paladares más curtidos.

Tosta de hummus y salmón

Comprar el salmón ahumado de marera continua puede ser un problema si no cuentas con una buena cuenta en el banco, pero por el contrario y gracias al precio del salmón fresco, puedes llegar a encontrarlo a poco más de 5 €, prepararlo por ti mismo no solo te hará poder comer este manjar cuando te apetezca, también descubrirás que es un salmón mucho más sabroso que el que puedas encontrar envasado, ¡qué sorpresa!

Ingredientes:

  • Un salmón o un bacalao entero.
  • 3 kg de sal marina.
  • 2 kg de azúcar.
  • Aceite de maíz.
  • Sal ahumada (opcional),

La ejecución de este plato es de lo más sencilla.

Compramos un salmón entero o un bacalao entero, pide al pescadero que te quite las espinas, la cabeza y te deje los dos lomos limpios para marinar. No olvides decirle a tu pescadero que te deje aparte la cabeza y las espinas para hacer fumet de pescado.

Le quitas la cola, la reservas para un buen plato a la plancha y dejas los lomos carnosos listos para marinar.

Solo tienes que buscar un recipiente lo suficientemente ancho para que entren los lomos, pones una capa de mezcla de azúcar y sal, siempre en una proporción 2 a 3, si quieres que sepa un poco a ahumado esparces un poco de sal ahumada arriba de la capa.

Pon encima de la capa de sal y azúcar el salmón o bacalao y esparces encima del lomo un poco de sal ahumada y el resto del sal y azúcar hasta cubrir por completo los lomos. Tápalo con papel de film.

El bacalao lo tienes 24 horas y el salmón 48 horas antes de sacarlo. Lo enjuagas y ya lo puedes congelar. En congelado aparte de prevenir el anisakis te ayuda a conservarlo para ir sacándolo en porciones.

Lo puedes sacar unos 5 a 10 minutos antes de cortarlo, semi-congelado te va a ser mucho más fácil de cortar en láminas finas.

Lo que no consumas, lo puedes guardar en un recipiente cubierto de aceite de maíz.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies