Tosta de hummus y salmón

Tosta de hummus y salmón




Hoy, toca a otro plato que bien se puede presentar como entrante de cena de navidad, de cena de noche vieja o en cualquier evento que quieras dar un toque de distinción sin necesidad de saber cocinar mucho, sin tener que marearse con difíciles preparativos. A veces, la cocina con sabores especiales no es esa en la que tienes que comprar complicados utensilios, ni encontrar ingredientes rebuscando en las más selectas tiendas de rarezas culinarias. En ocasiones la fusión de ingredientes sencillos, unidos de una determinada manera, puede suponer una unión casi perfecta en cada bocado y, a eso, se le llama alquimia en la cocina.

Para este plato necesitaremos varios platos ya preparados:

  • Tostadas de pan sin gluten; puedes comprarlas o puedes preparar el espectacular pan que te hemos presentado en varias ocasiones, tenerlo congelado y listo para una ocasión como esta.
  • Hummus a la menta; tienes la receta en nuestra web y es espectacular como picoteo. Cada vez que sobra un poco siempre lo uso para uno de estos platos.
  • Salmón marinado, un poco de sal y de azúcar te dan unos buenos trozos que puedes tener congelado para sacar poco a poco. Es una receta sencilla, pero no descarto ponerla algún día en la web y, si no tienes guardado en el congelador, siempre puedes comprar una bandeja de salmón ahumado.

Ingredientes:

La confección en este plato es de lo más sencilla.

En primer lugar, tostamos la rebanada de pan por los dos lados y, cuando la tengamos lista, la dejamos en una rejilla de aireación para que enfríe, es importante aplicar en hummus ya templada la tostada.

Untamos el hummus en toda la tostada, una capa generosa.

Cortamos el tomate seco en aceite y lo repartimos generosamente por la tostada. En los huecos que quedan ponemos alcaparras, eso le dará en toque avinagrado que hace salivar al abrir la boca.

Esparcimos la rúcula, una buena capa, tiene que tapar toda la tostada.

Y, por último, unas lonchas de salmón marinado por encima. No te cortes, en cada bocado tienen que explotar todos los ingredientes. Te puedo asegurar que desearas que no se acabe la tostada. Descubrirás como comienzas a darle pequeños bocados para que dure más y sabrás, cuando termines con ella, lo que es bajar del nirvana culinario.

No esperes a tener una cena especial. Un día en el que no quieres ensuciar mucho la cocina y quieres disfrutar junto a una copa de vino u otra cosa es la simple escusa que necesitarás para disfrutar de este sensacional plato.

Espero vuestros comentarios, que busquéis alimentos glutenfree y que nuestra lucha os haga más libres.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies